Un Día Sin Inmigrantes

La mano de obra no se la pagaban a estos miles de inmigrantes al igual que a los ciudadanos; tampoco se la pagaban menos, es más ni siquiera recibían paga. Trabajaban de gratis. Les era suficiente con tener un lugar donde vivir y lo necesario para no morir de hambre. Desde que menos de 100 de sus antepasados habían dejado su país unos 400 años atrás para buscar mejores condiciones de vida, se habían multiplicado a más de dos millones y convertido en una fuerza productiva que les rendía dividendos al gobierno local y a sus ciudadanos. Sin embargo estos comenzaron a sentirse amenazados por estos extranjeros al punto que comenzaron a maltratarlos , a aumentarles la carga de trabajo hasta llegar al extremo del genocidio de los infantes nacidos varones. La situación se volvió tan insoportable que todo un pueblo de inmigrantes clamo  desesperadamente a Dios y fueron escuchados. Una noche en especial Dios les condujo a la libertad por medio de Moisés.
No habían pasado muchas horas, cuando faraón se percató que no debió haber permitido dejar ir a esos inmigrantes que tan poderosamente contribuían a la economía de Egipto y decidió perseguirlos para hacerlos regresar. Pero ya era demasiado tarde.
El día después, todo un país resintió la ausencia de los extranjeros hebreos. ¿Quien haría el trabajo que los egipcios no querían hacer? ¿Quienes sembrarían, romperían piedras y enlodarían sus pies con el barro? Seguramente ninguno de los egipcios asumiría esas tareas. Se enfrentaron a la dura realidad de vivir sin inmigrantes entre ellos.
El 1o. De Mayo del 2006, se hizo un intento en Estados Unidos de demostrar la fuerza de los inmigrantes en la economía de los países desarrollados. En España también se lanzó una idea similar La iniciativa invitaba a no trabajar, no usar transporte público ni consumir en las tiendas, restaurantes y cines.
Nadia Lamarkbi, periodista francesa, ha lanzado la misma idea por Internet: “¿qué pasaría si nuestro país se despertara mañana sin nosotros, los inmigrantes?” Ella abrió una página en Facebook, titulada “Un día sin inmigrantes: 24 horas sin nosotros”. 
Sucedería el mismo impacto ocasionado en faraón y la sociedad egipcia.

 Pastor Edgardo

 

 

Acerca de joseph6castleberry

A missionary to Latin America for 20 years, I currently serve as president of Northwest University in Kirkland, WA. I am the author of Your Deepest Dream (NavPress, 2012) and The Kingdom Net: Learning to Network Like Jesus (Influence Resources, 2013).
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s