La Bendición de Babel

De esa manera, el Señor los dispersó por todo el mundo, y ellos dejaron de construir la ciudad. Por eso la ciudad se llamó Babel, porque fue allí donde el Señor confundió a la gente con distintos idiomas. Así los dispersó por todo el mundo.—Génesis 11:8-9, NTV

 

El relato de la confusión de las lenguas con el cual finaliza la historia de la Torre de Babel, tradicionalmente se entiende como una maldición que Dios pronunció sobre la humanidad.  De acuerdo con tal interpretación, el relato del Día de Pentecostés (Hechos 2:4) con sus lenguas repartidas y la comunicación de las maravillas de Dios en todos los idiomas se interpreta como la antítesis de Babel.

 

A diferencia de esa tradición, Génesis no dice que Dios maldijo a la gente de Babel.  Dios no repartió idiomas distintos a la humanidad para maldecir sino para corregir a los soberbios constructores del imperio de Babel. Como dice 1 Pedro 5:5, “Dios resiste a los soberbios, y da gracia a los humildes.”  Al humillar a los de Babel con aquel “don de lenguas,” Dios les mostró su gracia a ellos.

 

La diversidad lingüística y étnica de la humanidad es parte de la gracia de Dios hacia nosotros.  La obediencia al mandato de migración habría resultado en una gradual diversificación lingüistica en cualquier caso, pero la rebeldía de Babel sirvió como motivo para que Dios acelerase ese proceso natural, dando las lenguas de un solo golpe—un golpe de gracia contra el monoculturalismo estático.

 

Visto así el relato de Babel, el Día de Pentecostés también se ve desde otra óptica.  Lejos de ser un repudio a Babel, se revela como una reafirmación del valor ante Dios de toda lengua, nación y tribu. El Dios que dio las lenguas múltiples a la humanidad ama la diversidad humana en toda su gloriosa flor. Por medio de la migración, Dios sigue creando una humanidad cada vez más diversa y floreciente.

 

Copyright©2013 by Joseph L. Castleberry.  Todos los derechos reservados.

http://www.inmigrantesdedios.org; joe@josephcastleberry.com

 

 

Dr. Joseph Castleberry es el presidente de Northwest University en Kirkland, Washington.  Es el autor de Your Deepest Dream:  Discovering God’s Vision for Your Life y The Kingdom Net:  Learning to Network Like Jesus.  Sígalo en Twitter  @DrCastleberry y en http://www.facebook.com/Joseph.Castleberry.

Acerca de joseph6castleberry

A missionary to Latin America for 20 years, I currently serve as president of Northwest University in Kirkland, WA. I am the author of Your Deepest Dream (NavPress, 2012) and The Kingdom Net: Learning to Network Like Jesus (Influence Resources, 2013).
Esta entrada fue publicada en Inmigración, Uncategorized y etiquetada , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s