La Cosmovisión Cavernicola: Parte 1, La Debacle

Tiempo después, Lot abandonó Zoar porque tenía miedo de la gente de allí y fue a vivir a una cueva en las montañas junto con sus dos hijas. 31 Cierto día, la hija mayor le dijo a su hermana: «No quedan hombres en ningún lugar de esta región, así que no podemos casarnos como todas las demás; y nuestro padre pronto será demasiado viejo para tener hijos. Ven, vamos a emborracharlo con vino, y después tendremos sexo con él. De esa forma preservaremos nuestra descendencia por medio de nuestro padre».—Génesis 19:30-32

Salió la familia de Lot de la Sodoma, pero no pudieron arrancar la sodoma de ellos mismos.  Resulta la debacle de las hijas de Lot, que quedaron embarazadas de su padre emborrachado.  Lamentablemente, su comportamiento en la cueva fue resultado de una cosmovisión derrumbada que aprendieron en Sodoma,

devolviéndoles a la forma más ínfima de la existencia humana.  Sus relaciones perfidiosas e incestuosas con su padre pusieron en movimiento una serie de generaciones impías en los pueblos moabitas y amonitas.

En el descenso de Lot de la vida urbana a un estado cavernículo, los efectos morales de vivir en Sodoma inmediatamente aparecieron. Su plan de reproducir hijos de su padre resultó directamente de la cosmovisión derrumbada que aprendieron en Sodoma.

Primero, sus alrededores inmediatos constituían su mundo entero. No podían concibir una futura vivencia fuera de la cueva, justamente como no habrían pensado en salir de la malvada Sodoma.  Segundo, la gente alrededor de ellas era la única gente que podían imaginar. Nunca exploraron la idea de que existieran otros hombres en el mundo. Tercero, las hijas de Lot se veían en términos pequeños y desesperados, pensando únicamente en sus propias necesidades y ignorando las necesidades de otros, sobre todo la necesidad de su padre de preservar su dignidad. Cuarto, su concepto de Dios sólo hizo provisión para el juicio, siendo que nunca habían discernido nada más de la mano de Dios. Finalmente, sólo podían ver su futuro en términos de su pasado.

Los inmigrantes tienen la oportunidad de forjar un nuevo futuro para sus familias.  Pero si sus hijos aprenden una cosmovisión cavernícula, con categorías estrechas y confinadas en términos de sus opciones en la vida, la debacle de sus familias se garantiza.  En muchos casos habría sido mejor quedar en el país antiguo.  No basta el mudar de un lugar pobre a un lugar próspero si no formamos en nuestros hijos la mentalidad de abundancia que concuerda con la fe.  En la Parte Dos de esta entrada, haremos el contraste entre las familias de Lot y la de Abraham.

Copyright©2013 por Joseph L. Castleberry.  Todos los derechos reservados.

http://www.inmigrantesdedios.orgjoe@josephcastleberry.com

Dr. Joseph Castleberry es el presidente de Northwest University en Kirkland, Washington.  Es el autor de Your Deepest Dream:  Discovering God’s Vision for Your Life y The Kingdom Net:  Learning to Network Like Jesus.

Sígalo en  Twitter  @DrCastleberry y en http://www.facebook.com/Joseph.Castleberry.

Acerca de joseph6castleberry

A missionary to Latin America for 20 years, I currently serve as president of Northwest University in Kirkland, WA. I am the author of Your Deepest Dream (NavPress, 2012) and The Kingdom Net: Learning to Network Like Jesus (Influence Resources, 2013).
Esta entrada fue publicada en Inmigración, Uncategorized y etiquetada , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s