De Inmigrante a Príncipe de Honor

“A la edad de ciento veintisiete años, Sara murió en Quiriat-arba (actualmente se llama Hebrón), en la tierra de Canaán. Allí Abraham hizo duelo y lloró por ella. Luego, se apartó del cuerpo de su esposa y dijo a los ancianos hititas: “Aquí estoy, vivo entre ustedes como forastero y extranjero. Por favor, véndanme una parcela de terreno para darle un entierro apropiado a mi esposa.”  “Escúchenos, señor,” respondieron los hititas a Abraham, “usted es un príncipe de honor entre nosotros. Escoja la mejor de nuestras tumbas y entiérrela allí. Ninguno de nosotros se negará a ayudarle en ese sentido.”—Génesis 23:1-6, NTV

La muerte de Sara provocó en los prójimos de Abraham una oportunidad para honrarlo.  En el transcurso de su vida, Abraham cometió muchos errores y pecados.  La honestidad de la Biblia en no ocultar las fallas de sus héroes no deja de impresionar al lector al compararla con las escrituras de otras religiones.  Los exitos de Abraham se debían a la gracia de Dios, no a sus méritos.  Sin embargo, en su vejez, los vecinos vieron a Abraham como un benemérito de pueblo, digno de su confianza y respeto.

Como nómada, Abraham vivió en varios lugares a lo largo de su vida, pero su lugar preferido parece haber sido Hebrón, entre los árboles de Mamre. Había vivido allí por más de 40 años, habiéndose mudado a ese lugar cuando se separó de Lot, antes de tener 86 años (Génesis 13:18; 16:16).  Aunque había ofendido a los egipcios (Génesis 12) y a los filisteos (Génesis 20), Abraham tenía una excelente reputación entre los hititas que ocuparon el área de Hebrón.

Abraham da fe que un inmigrante puede llegar a ser una eminencia en su nuevo hogar.  Lo mismo se ve en tiempos modernos.  Henry Kissinger, inmigrante de Alemania, llegó a ser Canciller de los Estados Unidos.  Lo mismo sucedió con Madeline Korbelová Albright, que inmigró de Czechoslovakia.  Zbigniew Brzezinski, polaco, se hizo Consejero de Seguridad Nacional; Arnold Schwarzenegger, austriaco, se elegió Gobernador de California.  John Shalikashvili, georgiano, militó para Estados Unidos, logrando la posición de Presidente del Estado Mayor Conjunto.  En otros países, Golda Mabovitch Meir, ucrania, fue primera ministra de Israel.  Carlos Menem, hijo de inmigrantes sirios, sirvió como presidente de Argentina.  Jaime Escalante, boliviano, fue celebrado como un gran maestro de matemáticas en EEUU.  Entretenidores como Carlos Montalban, mexicano; Ricky Ricardo, cubano; y Antonio Banderas, español, se han ganado la fama y el afecto de millones a través de su talento.  Muchos otros inmigrantes e hijos de inmigrantes se han destacado por servir a su patria adoptiva.

Aunque le tome cuarenta años, usted puede llegar a ser un príncipe o princesa de honor.

Copyright©2013 por Joseph L. Castleberry.  Todos los derechos reservados.  http://www.inmigrantesdedios.org; joe@josephcastleberry.com

Dr. Joseph Castleberry es el presidente de Northwest University en Kirkland, Washington.  Es el autor de Your Deepest Dream:  Discovering God’s Vision for Your Life y The Kingdom Net:  Learning to Network Like Jesus.Síguelo en Twitter  @DrCastleberry y en http://www.facebook.com/Joseph.Castleberry.

Acerca de joseph6castleberry

A missionary to Latin America for 20 years, I currently serve as president of Northwest University in Kirkland, WA. I am the author of Your Deepest Dream (NavPress, 2012) and The Kingdom Net: Learning to Network Like Jesus (Influence Resources, 2013).
Esta entrada fue publicada en Inmigración, Uncategorized y etiquetada , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s