El Refugio del Engaño No Ofrece La Seguridad

Entonces Rebeca se enteró de los planes de Esaú y llamó a Jacob y le dijo: “Escucha, Esaú se consuela haciendo planes para matarte … Prepárate y huye a casa de mi hermano Labán, en Harán. Quédate allí con él hasta que tu hermano se calme. Cuando él se haya calmado y olvide lo que le hiciste, mandaré a buscarte para que regreses” … Luego Rebeca le dijo a Isaac:  “¡Estoy harta de estas mujeres hititas de aquí! Preferiría morir antes que ver a Jacob casado con una de ellas.” —Genesis 27:42-46, NTV

Este pasaje contiene dos puntos interesantes para el inmigrante.  En primer lugar, el heredero de la promesa de Dios una vez más se encontró con necesidad de refugio.  Jacob se había aprovechado desvergonzadamente del hambre de Esaú para privarlo de sus derechos de primogenitura y después lo engañó para avalarse con la bendición paternal.  Esaú no tuvo grandes dotes de sabiduría, pero sí de orgullo, y viéndose despojado de lo suyo, reaccionó con amenazas de violencia.

El segundo punto de interés es la actidud de Rebeca frente a las mujeres hititas.  Las odia intensamente y por razones que nunca sabremos—tal vez celos por su hijo mimado, un disgusto por la moralidad o cultura local, o simplemente una fea demostración de xenofobia.

Una observación general es que Jacob huía de dos enemigos diferentes.  No se llevaba con su propia familia, ni tampoco con sus vecinos.  No confiaba en nadie, y nadie pudo confiar en él.  Hasta su nombre “Jacob” significaba “engañador.”

La gente busca refugio a veces por ser víctimas.  Otros se esconden porque sus propios males y errores han resultado en amenazas. En muchos casos, las dos causas andan juntas.  Jacob puede haberle echado la culpa de su exilio a su hermano o a la mala fama de las mujeres hititas.  Pero la culpa le pertenecía a él y a nadie más.

En el análisis económico se ha teorizado que la riqueza de un país depende de un fenómeno que se llama “capital social.”  Ese recurso invisible emana de la confianza con la que se hacen los negocios.  En lugares donde la gente sospecha siempre de sus vecinos, la economía no puede prosperar.  Allí se ve por qué es contraproducente la llamada “viveza criolla.”  La confianza mutua crea más riqueza que el engaño.

Lo mismo aplica en la vida personal.  Si usted no confía en nadie, no hay nadie que pueda confiar en usted.  Al confiar en Dios, se toma el primero y mejor paso para salir de tal ciclo vicioso.

Antes de su nacimiento Jacob y Rebeca habían recibido la profecía de Dios de que él prosperaría.  Cuando trataron de garantizar la promesa a través de maniobras sucias, condenaron a Jacob a una vida de refugio constante.  Más adelante, Jacob aprendió a confiar en Dios y su exilio terminó.  ¿Y el suyo?

Copyright©2013 por Joseph L. Castleberry.  Todos los derechos reservados.  http://www.inmigrantesdedios.orgjoe@josephcastleberry.com

Dr. Joseph Castleberry es el presidente de Northwest University en Kirkland, Washington.  Es el autor de Your Deepest Dream:  Discovering God’s Vision for Your Life y The Kingdom Net:  Learning to Network Like Jesus.Síguelo en Twitter  @DrCastleberry y en http://www.facebook.com/Joseph.Castleberry.

_______________________

Acerca de joseph6castleberry

A missionary to Latin America for 20 years, I currently serve as president of Northwest University in Kirkland, WA. I am the author of Your Deepest Dream (NavPress, 2012) and The Kingdom Net: Learning to Network Like Jesus (Influence Resources, 2013).
Esta entrada fue publicada en Inmigración y etiquetada , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a El Refugio del Engaño No Ofrece La Seguridad

  1. Evelina dijo:

    Muy bonito.!! buena explicación

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s