Poderosos en la Tierra

Los israelitas … se multiplicaron tanto que llegaron a ser sumamente poderosos y llenaron todo el territorio. Tiempo después, subió al poder de Egipto un nuevo rey que no conocía nada de José ni de sus hechos. El rey le dijo a su pueblo: «Miren, el pueblo de Israel ahora es más numeroso y más fuerte que nosotros.  Tenemos que idear un plan para evitar que los israelitas sigan multiplicándose. Si no hacemos nada, y estalla una guerra, se aliarán con nuestros enemigos, pelearán contra nosotros, y luego se escaparán del reino». Por lo tanto, los egipcios esclavizaron a los israelitas. —Éxodo 1:5-11, NTV

Antes de la venida de los hijos de Israel a Egipto, un grupo de cananeos conocido como «los hicsos» invadieron el país y tomaron el dominio, reduciendo a la población nativa a la servidumbre y reinando en la tierra por unos doscientos años.  Por la gran prosperidad de los israelitas y su crecimiento dramático en número, «llegaron a ser sumamente poderosos en Egipto».  Aunque cientos de años habían pasado desde la caída del dominio hicso, los egipcios temian otra invasión desde el oriente, y sospechaban que los israelitas—habiendo venido de Canaán—no serían fieles a ellos en tal situación.  Además, como la fertilidad de los israelitas superaba a la de los egipcios, tarde o temprano la población hebrea tomaría control del païs.

Este caso en particular del Egipto Antiguo presenta un ejemplo interesante.  Un país que no logra asimilar a sus inmigrantes, tarde o temprano verá conflictos étnicos serios.  En la antigüedad y en la actualidad, cuando un grupo de inmigrantes se hace muy numeroso en un país, el nativismo irrumpe y el racismo surge entre las personas que se ven amenazadas por el nuevo grupo.  En cuanto a los israelitas, los egipcios tuvieron éxito en dominar a los inmigrantes y reducir su poder . . . por un tiempo.

La historia general del mundo sugiere que los cambios son inexorables.  Los cambios no ganan todas sus batallas, pero triunfan en todas sus guerras.  Las civilizaciones, culturas y naciones no permanecen inmutables por siempre. Estas cambian con el tiempo, afectando tanto a los nativos como a los recien llegados.  Los inmigrantes que piensan establecerse en su nuevo país deben reflexionar mucho en cómo pueden integrarse y ser de bendición a la población nacional.

Copyright©2013 por Joseph L. Castleberry.  Todos los derechos reservados.  http://www.inmigrantesdedios.org; joe@josephcastleberry.com

Dr. Joseph Castleberry es el presidente de Northwest University en Kirkland, Washington.  Es el autor de Your Deepest Dream:  Discovering God’s Vision for Your Life The Kingdom Net:  Learning to Network Like Jesus.  Sígalo en Twitter  @DrCastleberry y en http://www.facebook.com/Joseph.Castleberry.

Acerca de joseph6castleberry

A missionary to Latin America for 20 years, I currently serve as president of Northwest University in Kirkland, WA. I am the author of Your Deepest Dream (NavPress, 2012) and The Kingdom Net: Learning to Network Like Jesus (Influence Resources, 2013).
Esta entrada fue publicada en Inmigración y etiquetada , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s