Gobernantes que no Conocen al Señor

Después del encuentro con los líderes de Israel, Moisés y Aarón fueron a hablar con el faraón y le dijeron: «Esto dice el Señor, Dios de Israel: “Deja salir a mi pueblo para que celebre un festival en mi honor en el desierto”.» «¿Ah sí? —replicó el faraón—. ¿Y quién es ese Señor? ¿Por qué tendría que escucharlo y dejar ir a Israel? Yo no conozco a ese tal Señor y no dejaré que Israel se vaya.»—Éxodo 5:1-2  NTV

El decreto del Señor que proclamó la emigración de su pueblo fuera de Egipto enfrentó oposición oficial.  Alguna cabeza fea siempre subirá para oponerse a cualquier movimiento desde la opresión hacia  la libertad.  Cuando un país se convierte en una cárcel para ciertos miembros de su población, el gobierno suele oponerse A la fuga de ellos.

Gobernadores como Faraón tal vez no se dan cuenta que cuando juegan el papel de capataces de esclavos y cautivos, pierden toda su legitimidad como líderes.  Si un país tiene que bloquear la emigración para mantener su población dentro de sus fronteras, esto constituye evidencia innegable de la necesidad de un cambio de régimen.

Faraón explicó la base de su resistencia a la emigración de los hebreos:  él no conocía al Señor.  No entendió los propósitos divinos de la migración—ni para los israelitas ni para los egipcios ni para la humanidad.

En la otra cara de la moneda, todas las naciones del mundo harían bien en conocer al Señor, entender sus propósitos para la inmigración, y formar sus políticas migratorias de tal manera que defiendan la causa del oprimido—tanto dentro de sus fronteras como en las puertas de ellas.

Copyright©2013 por Joseph L. Castleberry. Todos los derechos reservados. http://www.inmigrantesdedios.org; joe@josephcastleberry.com

Dr. Joseph Castleberry es el presidente de Northwest University en Kirkland, Washington. Es el autor de Your Deepest Dream: Discovering God’s Vision for Your Life y The Kingdom Net: Learning to Network Like Jesus. Sígalo en Twitter @DrCastleberry y en http://www.facebook.com/Joseph.Castleberry.

 

 

Acerca de joseph6castleberry

A missionary to Latin America for 20 years, I currently serve as president of Northwest University in Kirkland, WA. I am the author of Your Deepest Dream (NavPress, 2012) and The Kingdom Net: Learning to Network Like Jesus (Influence Resources, 2013).
Esta entrada fue publicada en Inmigración y etiquetada , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a Gobernantes que no Conocen al Señor

  1. Jose Gonzalez dijo:

    Sería MUY interesante reflexionar juntos sobre tu exhortación:

    “todas las naciones del mundo harían bien en 1) conocer al Señor, 2) entender sus propósitos para la inmigración, y 3) formar sus políticas migratorias de tal manera que defiendan la causa del oprimido—tanto dentro de sus fronteras como en 4) las puertas de ellas.”

    1) Reconocer a Dios. Muchísimos gobernanes lo hacen privada y oficialmente (no necesariamente por ser cristianos): el santo temor de Dios.

    2) Entender sus propósitos para la inmigracion (para los que emigran y para quienes los reciben y emplean

    3) Implementar politicas que tengan en cuenta la causa (tal vez major “necesidad) del oprimido (pobre, abandonado, sin recursos)

    4) A las puertas de sus fronteras (colaboracion internacional con los paises donde se origina la immigracion?

    • joseph6castleberry dijo:

      Gracias, José. El medio de un blog no da espacio para gran amplitud de consideración en cuanto a los temas. Esta entrada por lo menos cumplió su propósito de provocar más reflexión sobre las cuestiones, como vos ilustrás. Estoy de acuerdo con tus puntos, reconociendo el politólogo profesional que sos. Pero cuando los gobernantes no conocen al Señor y no lo temen, pueden hacer barbaries. Aun cuando sí lo conocen, pueden errar gravemente. Pero las peores atrocidades han cometido los más ateos como Stalin, Mao, y otros. Me gusta esta idea de que se necesita más colaboración internacional en las fronteras, pero en veces–especialmente cuando hay enemistad entre los países–resulta imposible. En el caso de EEUU y sus vecinos, no existe la voluntad de cooperar por los intereses arraigados de los gobiernos. Los dos lados hacen buen [ab]uso del e/inmigrante. Feo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s