No Oprimas a los Extranjeros

No oprimas a los extranjeros. Tú sabes lo que es ser extranjero, porque tú también fuiste extranjero en la tierra de Egipto.—Éxodo 23:9, NTV

Según un refrán romano de la antigüedad, “Repetitio mater studiorum est”–la repetición es la madre de todo aprendizaje. A Dios le pareció bien decirles dos veces a los israelitas que no se olvidaran de su historia triste de ser extranjeros en Egipto.

La repetición de los mandamientos de Dios vale la pena, porque las memorias intergeneracionales son poco duraderas. Fácilmente una sociedad se olvida de las experiencias de sus antepasados y de las raíces de su presente poder y prosperidad.   Dios no quiso que Israel olvidara su esclavitud en Egipto y la dura opresión que sufrió allí.   Dios sabía, como dijo el filósofo Jorge Santayana, “los que se olvidan de la historia se condenan a repitirla.”

En el Siglo IXX los Estados Unidos de América recibió una estatua de su aliado y amigo Francia—la célebre Estatua de Libertad. En 1903, un poema de Emma Lazarus  se grabó en la base pedestal que acuerda el mundo de la herencia inmigrante del país:

 No como el mítico gigante griego de bronce,


De miembros conquistadores a horcajadas de tierra a tierra;

Aquí en nuestras puertas del ocaso bañadas por el mar se yerguerá.


Una poderosa mujer con una antorcha cuya llama


Es el relámpago aprisionado, y su nombre.


Madre de los Desterrados.

Desde el faro de su mano


Brilla la bienvenida para todo el mundo;

sus templados ojos dominan


Las ciudades gemelas que enmarcan el puerto de aéreos puentes


“¡Guardaos, tierras antiguas, vuestra pompa legendaria!” grita ella.
”

¡Dadme a vuestros rendidos, a vuestros pobres


Vuestras masas hacinadas anhelando respirar en libertad


El desamparado desecho de vuestras rebosantes playas


Enviadme a estos, los desamparados, sacudidos por las tempestades a mí

¡¡Yo elevo mi faro detrás de la puerta dorada!”

Con tales recordatorios, los Estados Unidos de América nunca debe olvidarse de su deber de justicia hacia los inmigrantes, ni tampoco cualquier país del mundo que desea vivir en la penumbra de la Libertad.

Copyright©2013 por Joseph L. Castleberry. Todos los derechos reservados.http://www.inmigrantesdedios.orgjoe@josephcastleberry.com

Dr. Joseph Castleberry es el presidente de Northwest University en Kirkland, Washington. Es el autor de Your Deepest Dream: Discovering God’s Vision for Your Life y The Kingdom Net: Learning to Network Like Jesus. Sígalo en Twitter @DrCastleberry y enhttp://www.facebook.com/Joseph.Castleberry.

Acerca de joseph6castleberry

A missionary to Latin America for 20 years, I currently serve as president of Northwest University in Kirkland, WA. I am the author of Your Deepest Dream (NavPress, 2012) and The Kingdom Net: Learning to Network Like Jesus (Influence Resources, 2013).
Esta entrada fue publicada en Inmigración, Uncategorized y etiquetada , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a No Oprimas a los Extranjeros

  1. Jose Gonzalez dijo:

    Beautiful thought.

    Musen’t let a little error marr it:

    Parrafo 1 La repeticion es la madre de todo aprendizaje

    Parrafo 2 La repitición de los mandamientos de Dios vale la pena

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s