Nubes y Fuego

Luego Moisés subió al monte, el cual quedó cubierto por la nube. Entonces la gloria del Señor se posó sobre el monte Sinaí, y durante seis días la nube cubrió el monte. Al séptimo día, el Señor llamó a Moisés desde el interior de la nube. Para los israelitas que estaban al pie del monte, la gloria del Señor, que estaba sobre la cima del monte, parecía como un fuego consumidor. Entonces Moisés fue desapareciendo en la nube a medida que subía al monte, y permaneció en el monte cuarenta días y cuarenta noches.Éxodo 24:15-18

No todo el movimiento del inmigrante de Dios va de país en país. También existe un peregrinaje vertical. Para que Moisés guíara el pueblo de Israel hacia la Tierra Prometida, él tuvo que subir a la presencia de Dios. En Éxodo 19:11 Dios invitó a todo el pueblo entrar a su presencia, pero los Israelitas se aterrorizaron ante la santidad de Dios y su voz. Pidieron que Dios hablara solamente a Moisés.

Por eso, Moisés subió al encuentro con Dios, acompañado de los 70 ancianos que habían recibido al Espíritu Santo (Números 11:25). A pesar del concepto de que nadie puede ver a Dios y vivir, la Biblia reporta que allí vieron al Dios de Israel. Debajo de sus pies parecía haber una superficie … de color azul brillante, tan clara como el mismo cielo. Aunque estos nobles de Israel pudieron contemplar a Dios, él no los destruyó. De hecho, compartieron una comida para celebrar el pacto, en la cual comieron y bebieron en su presencia” (Éxodo 24:10-11).

¡Qué cosa más gloriosa la que Moisés y los ancianos se ganaron al subir al monte! ¡Qué pérdida más terrrible la que el pueblo sufrió al pedir a Dios no hablarles!

Cuando Moisés dejó a los ancianos atrás para acercarse aun más a la presencia de Dios, la Biblia dice que “para los israelitas que estaban al pie del monte, la gloria del Señor, que estaba sobre la cima del monte, parecía como un fuego consumidor.” Desde lejos, la santidad de Dios parecía un fuego terrible. Pero para Moisés, la santidad de Dios parecía como nubes refrescantes. Para el ser humano, el fuego representa el terror, pero las nubres traen delicia.

Su concepto de Dios también depende de su condición. Cuando usted se mantiene lejos, Dios se parece a un terror y una amenaza. Los que se acercan a Dios lo encuentran como nubes de gloria. En el transcurso de su migración, acérquese a Dios y refrésquese.

Copyright©2013 por Joseph L. Castleberry.  Todos los derechos reservados.  http://www.inmigrantesdedios.org; joe@josephcastleberry.com

Dr. Joseph Castleberry es el presidente de Northwest University en Kirkland, Washington.  Es el autor de Your Deepest Dream:  Discovering God’s Vision for Your Life y The Kingdom Net:  Learning to Network Like Jesus.  Sígalo en Twitter @DrCastleberry y en http://www.facebook.com/Joseph.Castleberry.

 

 

 

 

 

Acerca de joseph6castleberry

A missionary to Latin America for 20 years, I currently serve as president of Northwest University in Kirkland, WA. I am the author of Your Deepest Dream (NavPress, 2012) and The Kingdom Net: Learning to Network Like Jesus (Influence Resources, 2013).
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s