Te Envío un Ángel

Te Envío un Ángel

Mira, yo envío un ángel delante de ti para que te proteja en el viaje y te lleve a salvo al lugar que te he preparado.Éxodo 23:20, NTV

Mucha gente ha inmigrado a Los Ángeles (California), pero son pocos quienes se han dado cuenta de tener a los ángeles guiándoles en su éxodo como Dios prometió a los israelitas. ¿Es una realidad que Dios enviará a un ángel para ayudar a sus inmigrantes en el día de hoy?

Cuando yo era joven trabajando en México, nos perdimos yendo a Tampico. Había una cola de tráfico que parecía interminable y no sabíamos dónde estabamos ni a dónde iba el tráfico. Al llegar más adentro, nos dimos cuenta que todos esperaban pasar en un ferry al otro lado de un lago. No podíamos volver atrás y no sabíamos cómo subir el auto en el ferry.

De repente, se nos apareció un hombre que se encargó de nosotros. Aunque yo apenas hablaba el español, él amablemente me hizo entender que ibamos bien y que no debíamos hacer otra cosa más que cruzar el lago. Nos hizo subir al ferry, protegiéndonos de un desorden terrible y de mucha gente que competía con nosotros para abordar el ferry. Nos indicó en un mapa a dónde ir para llegar a nuestro destino. Al arribar al otro lado, nuestro amigo desconocido salió en su auto y nunca volví a verlo. La única cosa que me convenció que él no fuera ángel es la tarjeta que me dio indicando que era un vendedor de repuestos automovilísticos.

Nunca he visto un ángel, pero el concepto de ángeles guardianes radica en la tradición bíblica y se refleja en Hechos 12:15, donde los discípulos suponen que el ángel de Pedro ha venido a su puerta. Salmo 91:11-12 dice que para la persona que habita en Dios, «él ordenará a sus ángeles que te protejan por donde vayas. Te sostendrán con sus manos
para que ni siquiera te lastimes el pie con una piedra.» (NTV) El inmigrante que habita en la sombra del Dios Omnipotente puede saber que justamente como Dios envió su ángel para guiar a Israel en su éxodo, lo hará con él o ella.

Y los que no sean inmigrantes «no se olviden recordar el deber de … brindar hospitalidad a los desconocidos, porque algunos que lo han hecho, ¡han hospedado ángeles sin darse cuenta! » (Hebreos 13:2) Justamente como aquel mexicano que me ayudó a cruzar el agua, el inmigrante que se le presenta a usted puede ser el ángel que Dios le ha enviado.

Copyright©2013 por Joseph L. Castleberry.  Todos los derechos reservados. joseph.castleberry@northwestu.edu

Dr. Joseph Castleberry es presidente de Northwest University en Kirkland, Washington.  Es author de The New Pilgrims:  How Immigrants are Renewing America’s Faith (próximamente en August 2015, Worthy Publishing). Sígalo en Twitter @DrCastleberry y  en http://www.facebook.com/Joseph.Castleberry.

 

 

 

Acerca de joseph6castleberry

A missionary to Latin America for 20 years, I currently serve as president of Northwest University in Kirkland, WA. I am the author of Your Deepest Dream (NavPress, 2012) and The Kingdom Net: Learning to Network Like Jesus (Influence Resources, 2013).
Esta entrada fue publicada en Inmigración, Uncategorized y etiquetada , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s