Justicia por Igual para Todos-

Cuando recojas las cosechas de tu tierra, no siegues el grano en las orillas de tus campos ni levantes lo que caiga de los segadores. Harás lo mismo con la cosecha de la uva, no cortes hasta el último racimo de las vides ni recojas las uvas que caigan al suelo. Déjalas para los pobres y para los extranjeros que viven entre ustedes. Yo soy el Señor tu Dios.Levítico 19:9-10, NTV 

Como parte de las provisiones sociales de la Ley, Dios exigió a los israelitas que no dejaran que la avaricia les dominara, dándoles una oportunidad a los pobres deterrados y los inmigrantes recién llegados de recoger comida para su supervivencia. Las implicaciones de tal mandamiento—palabra por palabra en Levítico 23:22—ofrecen varios principios para guiar nuestras obras de caridad:

  1. Dios ama a la gente sin discriminar con base de su origen nacional; se preocupa igualmente por los inmigrantes y los pobres autóctonos.
  2. Todos tienen un deber de participar en obras de caridad. En vez de agarrar todo para si mismos, cada israelita que disfrutara de la bendición de la cosecha estaba obligado a contribuir con algo para los pobres. Al mismo tiempo, esta forma de caridad requería a los pobres e inmigrantes hacer algo para si mismos. Dios podía haber requerido a los israelitas un porcentaje fijo de la cosecha para repartir a los menos afortunados, pero en vez de eso, insistió en una forma de caridad que exigiera a los pobres trabajar por lo que recibieran.
  3. Suplir las necesidades físicas de los pobres e inmigrantes no llena su necesidad total. Trabajar para sus víveres en vez de recibir pasivamente una ofrenda conserva la dignidad de los pobres. Los inmigrantes vienen a trabajar porque sus países de origen no generan suficiente trabajo para asegurar el floreciemiento de sus familias. Una fuerte economía basada en libertad es la mejor ayuda que una nación receptora puede ofrecer a los inmigrantes, y es precisamente la que vienen buscando. Al comenzar a trabajar, tienden a hacerse emprendedores, creando trabajos tanto para los obreros oriundos tanto como para los inmigrantes.
  4. Debemos obedecer este mandamiento porque el SEÑOR es nuestro Dios y este estatuto fluye de la mera naturaleza de Dios.

La obediencia al prinicipo de igualdad de justicia en esta ley resultó en bendición inmensa para Israel. Cuando Rut, la moabita, inmigró a Belen, ella inicialmente sobrevivió por recoger el grano dejado en los campos de israelitas justos. No solamente ella alimentó a si misma, sino también su suegra israelita. Cuando Boaz el agricultor la tomó en cuenta y se casó con ella, su familia produjo dentro de dos generaciones cortas el lider polítio más grande de toda la historia de Israel, el rey David.

Nadie puede sobrepasar a Dios en la generosidad. Cuando damos oportunidad a los inmigrantes y los pobres, Dios nos tratará con justicia dándonos bendiciones que todos compartiremos.

Copyright©2013 por Joseph L. Castleberry.  Todos los derechos reservados. joseph.castleberry@northwestu.edu

Dr. Joseph Castleberry es presidente de Northwest University en Kirkland, Washington.  Es author de The New Pilgrims:  How Immigrants are Renewing America’s Faith (próximamente en August 2015, Worthy Publishing). Sígalo en Twitter @DrCastleberry y  en http://www.facebook.com/Joseph.Castleberry.

 

Acerca de joseph6castleberry

A missionary to Latin America for 20 years, I currently serve as president of Northwest University in Kirkland, WA. I am the author of Your Deepest Dream (NavPress, 2012) and The Kingdom Net: Learning to Network Like Jesus (Influence Resources, 2013).
Esta entrada fue publicada en Inmigración, Uncategorized y etiquetada , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s